Fiscales deberán pedir se prohiba la salida del país de procesados por crímenes de lesa humanidad

13 de Julio de 2012 | El Procurador quiere evitar se fuguen beneficiarios de la prisión domiciliaria
La fuga del comisario (R) Juan Miguel Wolk, quien fuera jefe del centro clandestino de detención conocido como "Pozo de Banfield" cuando fueron secuestrados y encerrados en él los alumnos secundarios de "La Noche de los Lápices"...

Wolk. La fuga del "capo" del Pozo de Banfield fue la gota que rebasó el vaso.
Wolk. La fuga del "capo" del Pozo de Banfield fue la gota que rebasó el vaso.
motivó que el procurador general Luis Santiago González Warcalde instruyera a los fiscales para que pidan la prohibición de la salida del país de los procesados que resultan beneficiados con la prisión domiciliaria. González Warcalde instruyó a todos los fiscales del país para que, “en los procesos penales en los que existan imputados bajo detención domiciliaria, cualquiera sea la instancia por la que transiten, se aseguren de que exista una debida comunicación a las autoridades competentes en materia migratoria de que se ha dispuesto una detención domiciliaria y que deberán poner un especial cuidado para que, en caso de intentarlo, no puedan salir del país”, señaló un comunicado del Ministerio Público.

La disposición quedó plasmada en la Resolución PGN 71/2012, luego de una presentación de la Unidad Fiscal de Coordinación y Seguimiento de las causas por violaciones a los Derechos Humanos cometidas durante el terrorismo de Estado, en la que informaba que, a raíz de la fuga de algunas personas que se encontraban bajo arresto domiciliario, detectaron que por lo general las autoridades migratorias no habían sido notificadas.

La medida del  Procurador da respuesta a requerimientos planteados por fiscales y querellantes tras la fuga de Wolk, que también puso en primer plano la falta de controles de las prisiones domiciliarias a los acusados por crímenes de lesa humanidad, a los que no se le ponen tobilleras electrónicas, como sí se suele hacer en muchos casos con los presos comunes.

En su disposición, el procurador apuntó a “evitar el entorpecimiento de las investigaciones”, sugirió que “los fiscales se aseguren de que las autoridades competentes en la materia sean informadas de la medida, que implica la prohibición de salir del país”.

Con Wolk, los prófugos en las causas que tramita la justicia platense son tres. Los otros prófugos son Aníbal Gauto y Luis Von Kyaw, acusados de crímenes cometidos en el centro clandestino de detención conocido como La Cacha.