"La Fiesta de Todos" y la película prohibida

04 de Junio de 2020 |
Luego del Mundial se hicieron dos películas, una argentina dirigida -por Sergio Renán- y otra brasileña, que en el país apenas se pudo ver y que denunciaba la situación de la dictadura militar bajo la cual se desarrolló el torneo.

Luego del Mundial se hicieron dos películas, una argentina dirigida por Sergio Renán, y otra brasileña, que en el país apenas se pudo ver y que denunciaba la situación de la dictadura militar bajo la cual se desarrolló el torneo.

"La Fiesta de Todos", que mezcló imágenes del Mundial con escenas de ficción y por la que su director, Sergio Renán, mostró más tarde su arrepentimiento, no solo sirvió para que la dictadura cívico militar siguiera sacando provecho del éxito de la Selección sino que, además, ocupó el lugar de la que debió ser la película oficial de la Copa, "El Poder del Fútbol" (O Poder do Futebol), hecha por brasileños y prohibida por la Junta.

"Es la llaga de mi vida. No debí hacerla y es algo que nunca me terminaré de perdonar. Pero no es la película de los militares. Le adjudican un interés propagandístico que no tuvo", repitió Renán hasta su muerte, el 13 de junio de 2015. Entre otras, Renán había dirigido "La Tregua"(1974), la primera película argentina en competir en los Oscars.

"La Fiesta de Todos" es una película "documental y de comedia" de 110 minutos de duración y estrenada en 1979. Los guiones fueron del propio Renán junto con Hugo Sofovich y Mario Sábato (bajo el seudónimo de Adrián Quiroga), y actuaron, entre muchos otros, Luis Sandrini, Juan Carlos Calabró (en su personaje de "El Contra"), Mario Sánchez, Luis Landriscina, Julio de Gracia y Ulises Dumont.

También participaron jugadores y cuerpo técnico, el historiador Félix Luna y periodistas como Enrique Macaya Márquez, Héctor Drazer y Diego Bonadeo.

"La película de Renán es un panfleto siniestro disfrazado de cine familiar, arte utilizado para tergiversar la realidad y entretener a las masas mientras el gobierno de facto imponía su régimen de terror", escribió Marcelo Acevedo en el sitio Papelitos.

El filme fue producido por el empresario Héctor Francisco Capozzolo (sospechado de ser testaferro del poder militar y alguna vez suegro de la vedette Graciela Alfano), quien le había comprado más de 120 horas de imágenes a la empresa brasileña de Milton Reis.

Esa es la otra parte de la historia.

Milton Reis, diputado desplazado con el golpe al presidente Joao Goulart en 1964, se dedicó a la producción cinematográfica y se quedó con los derechos de las imágenes del Mundial 78 en una licitación realizada en México el 2 de febrero de ese mismo año. Para el proyecto convocó a Mauricio Sherman (histórico director televisivo de Brasil) y el cineasta y actor Víctor di Mello, además de Jose Inacio Werneck, biógrafo oficial de "O Rei" Pelé y periodista que hasta allí ya habia cubierto tres mundiales.

La película se estrenó el 21 de mayo de 1979 en Zurich, en la inauguración de la nueva sede de la FIFA. Estaban el titular de la entidad, el también brasileño Joao Havelange; su vice, el alemán Hermann Neuberger; y, en representación de la Argentina, el almirante Carlos Alberto Lacoste, hombre fuerte del Ente Autárquico Mundial 78.

Así reconstruyeron aquella presentación los periodistas Claudio Gómez y Christian Rémoli en el diario Perfil:

"Las luces del auditorio se apagan y en la pantalla aparecen dos hombres que caminan de noche por una calle solitaria, se supone que de Buenos Aires. No es posible identificarlos: son dos siluetas que se recortan bajo una luz débil (…).

-¿Su nombre?

-Rodolfo Galimberti

-¿Usted es dirigente de Montoneros?

-Sí.

(…) Los primeros minutos son de denuncia. El que dice ser periodista del diario francés L'Express pregunta si Montoneros va a aprovechar el Mundial para realizar actos terroristas. El que dice ser Galimberti garantiza que no harán operaciones armadas y hasta propone una tregua con Videla.

Después de esta escena, una voz en off cuestiona el entusiasmo de los argentinos: '¿Sabían que Paul Breitner, Campeón del Mundo de 1974, les había pedido a sus compañeros que no saludaran a los líderes militares de Argentina? ¿Conocían que hubo manifestaciones en Francia para que se boicoteara la Copa del Mundo? ¿Sabían que el mejor jugador francés, Michel Platini, apoyaba a los manifestantes? ¿Y que en México se preguntaban si se podía jugar al fútbol en un campo de concentración?"

La película, tuvo un paso fugaz por Argentina antes de que la Junta Militar decidiera prohibir su exhibición. En cambio sí tuvo recorrido comercial en Brasil.

En ocasión de su estreno en una sala de Niteroi, Río de Janeiro, y entrevistado por el actor y director Glauber Rocha, Milton Reis dijo: "En la presentación del film en Zurich la delegación argentina se sintió mal y realizó una protesta. Porque nosotros mostramos la verdad y la realidad (…) Argentina asumió un compromiso político de victoria y les molestó que mostramos los pozos de la cancha de Mar del Plata, la diferencia de horario entre partidos clave, los extraños arbitrajes".

La entrevista la cerró Glauber Rocha, mirando a cámara, histriónico y sarcástico: "(El filme) es un documento muy bueno sobre la Copa y sobre Argentina y descubrimos al señor César Luis Menotti, gran cerebro del país platense, que si hubiese estado en lugar de Perón, Argentina hoy sería un país democrático y victorioso".

Por Julio Boccalatte