Muestras de solidaridad con una periodista acusada por el represor que secuestró a su madre en 1976

06 de Junio de 2020 |

El presidente Alberto Fernández, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, y la CTA expresaron hoy su solidaridad con la periodista Bárbara García, acusada de falso testimonio luego de haber reconocido al secuestrador de su madre desaparecida, el represor Martín Eduardo Sánchez Zinny. 

"Me solidarizo con Bárbara García ante la persecución judicial que está realizando el represor Sánchez Zinni, quien hoy goza con el privilegio de la prisión domiciliaria", expresó esta noche a través de la red social Twitter el secretario de Derechos Humanos, en un mensaje que fue replicado por el presidente Alberto Fernández.

En ese marco, Pietragalla Corti agregó: "Unidos vamos a defender a las victimas del terrorismo de Estado para tener una Argentina con más Memoria, Verdad y Justicia".

En tanto, la CTA Autónoma y la CTA de los Trabajadores de la ciudad de Buenos Aires expresaron también su acompañamiento y solidaridad con Bárbara García, acusada por falso testimonio por Sánchez Zinny, detenido por delitos de lesa humanidad y actualmente bajo el régimen de prisión domiciliaria.

"Los abogados del genocida Sánchez Zinny la imputan por brindar 'falso testimonio', con el objetivo de encubrir la desaparición y asesinato cometido por ese represor. Así intentan lograr su impunidad y que no se lo juzgue por los delitos perpetrados y que tuvieran como resultado la desaparición de 30.000 compañeros y compañeras", señalaron las CTA porteñas a través de un comunicado de prensa. 

Sánchez Zinny fue reconocido ante la Justicia por Bárbara García como el responsable del secuestro y la desaparición, en 1976, de  su madre, la ciudadana española Rocío Ángela Martínez Borbolla, también madre del periodista Camilo García. 

Martinez Borbolla -nacida en Gijón, Asturias, e hija de republicanos españoles exiliados en la Argentina- fue capturada durante la dictadura junto a su compañero Oscar "Tato" Martucci, en el departamento que ambos habitaban en el barrio Envión, de la localidad bonaerense de Haedo.

El matrimonio militaba en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) y desarrollaba tareas en la imprenta que esa organización tenía en la localidad de San Andrés, donde se confeccionaba las publicaciones El Combatiente y Estrella Roja, que Rocío Ángela Martínez Borbolla editaba.

A las expresiones de solidaridad con Bárbara García se sumó la de Gustavo López, vicepresidente del Enacom, quien, también a través de Twitter, indicó: "Toda mi solidaridad con @re_superblonda. Pareciera que vivimos en el mundo del revés, pero la Argentina hace muchos años dijo Nunca Más".

En tanto, a través de esa red social, Bárbara García -quien en el momento del secuestro de su madre tenía 8 años- agradeció las múltiples expresiones de apoyo y solidaridad, y afirmó haber sentido "como un sopapo" a lo que definió como "la justicia de la no justicia".