Estados Unidos volverá a participar del Consejo de DDHH de la ONU y a contribuir a su sostén

09 de Febrero de 2021 |
El cambio de política impulsado por Joe Biden es similar al que se impulsa en materia de cambio climático y de protocolos ambientales

Joe Biden cuando participaba en asambleas de las Naciones Unidas (Foto Evan Schneider / Archivo ONU)
Joe Biden cuando participaba en asambleas de las Naciones Unidas (Foto Evan Schneider / Archivo ONU)

Estados Unidos anunció que participará de nuevo en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que el expresidente Donald Trump abandonó en 2018 acusando al organismo de “hipocresía”.

"El Presidente (Joe Biden) dio instrucciones al Departamento de Estado para que se implique de forma inmediata y contundente en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU”, dijo el jefe de la diplomacia estadounidense, Anthony Blinken, en un comunicado.

"Lo hacemos porque sabemos que la forma más eficaz de reformar y mejorar el Consejo es trabajar con él", dijo por su parte el encargado de negocios de los Estados Unidos, Mark Cassayre, en un mensaje pregrabado que se transmitió en una reunión del Consejo.

Cassayre destacó que estando de nuevo "alrededor de la mesa, queremos asegurarnos de que [el Consejo] pueda cumplir su papel" en "la lucha contra la tiranía y la injusticia".

La administración Trump había anunciado en junio de 2018 que abandonaba el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra.

"Tomamos esta medida porque nuestro compromiso no nos permite seguir formando parte de una organización hipócrita e interesada que se burla de los derechos humanos", dijo Nikki Haley, entonces embajadora de la ONU en Nueva York, junto al entonces secretario de Estado, Mike Pompeo.

Haley acusó al Consejo de proteger "a los autores de violaciones de los derechos humanos" y de constituir "un pozo negro de parcialidad política".

Aunque Estados Unidos aseguró que seguiría defendiendo los derechos humanos en el mundo, la decisión demostró la desconfianza de Trump hacia los organismos multilaterales.

Su mandato también estuvo marcado por la retirada de Estados Unidos del acuerdo sobre el clima de París, el inicio de la salida de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y su estrategia para paralizar la Organización Mundial de Comercio (OMC).

La nueva administración del presidente Joe Biden había anunciado desde su primer día el regreso de Estados Unidos a los acuerdos climáticos y a la OMS.