A 39 años de la guerra de Malvinas, se activa una causa por torturas que, de seguir a este ritmo, terminará en el año 2300

31 de Marzo de 2021 | A 39 años de la guerra de Malvinas, se activa una causa por torturas que, de seguir a este ritmo, terminará en el año 2300
El CECIM La Plata afirma que sería una forma de la impunidad, ya que hay imputados que son nonagenarios

 

A 39 años de la guerra de Malvinas, la Justicia Federal de la ciudad de Río Grande, Tierra del Fuego, indagará a seis oficiales y suboficiales retirados del Ejército Argentino, acusados de haber torturado a soldados conscriptos de su propia tropa durante la ocupación de las islas y el conflicto bélico con Gran Bretaña, en 1982.

La medida fue adoptada por la jueza federal Mariel Borruto, en la causa número 1777/07, caratulada "Pierre Pedro Valentín y otros sobre delitos de acción pública", que tramita en ese juzgado fueguino tras la denuncia presentada por un grupo de ex conscriptos correntinos.

Borruto ya procesó a cinco militares en febrero de 2020 por estos hechos, y en mayo de ese mismo año llamó a nuevas indagatorias, aunque a raíz de las restricciones sanitarias por la pandemia esos actos se fueron posponiendo por casi un año.

El primero en declarar será el general de brigada (RE) Omar Edgardo Parada, quien era Jefe del Comando de la Brigada de Infantería III de Corrientes, que durante la guerra se instaló en Puerto Yapeyú (asentamiento de la fuerza de tareas homónima, en la isla Gran Malvina).

Tanto Parada como otro centenar de militares argentinos están acusados de infligir tormentos a los soldados, entre ellos estaqueamiento y enterramiento parcial, lo que fue descripto por decenas de denunciantes.

Voceros judiciales confirmaron a Télam que Parada, de 94 años, declarará el 13 de abril a las 11 de la mañana. El 14 de abril a la misma hora declarará Jorge Aníbal Santiago Cadelago, y el 15 lo hará Jorge Guillermo Díaz.

Por otra parte, para el 20 de abril fue citado Emilio Samyn Duco, el 21 será el turno de Horacio Francisco Vlcek y el 22 le corresponderá brindar declaración indagatoria a Jorge Raúl Masiriz, indicaron las fuentes.

Todas las indagatorias se realizarán por videoconferencia, con la jueza Borruto y el fiscal Marcelo Rapoport en el Juzgado Federal de Río Grande, mientras que los imputados estarán en tribunales próximos a su lugar de residencia.

"Su traslado a Tierra del Fuego no es aconsejable en el contexto de la pandemia. Tratamos de avanzar en la causa minimizando los riesgos sanitarios", explicaron desde el juzgado de Borruto.

El Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas (Cecim) de La Plata, que en febrero último cuestionó a la jueza Borruto por la lentitud en el trámite del expediente, se mostró conforme con la medida, aunque reiteró que con estos tiempos procesales la causa "va camino a la impunidad".

El Cecim, que interviene en el juicio en calidad de querellante, había sostenido en un comunicado que al "ritmo actual", el caso necesitaría "311 años para llegar a un juicio, que con suerte podría llegar a celebrarse en el año 2300".

La investigación de las presuntas torturas a soldados durante la guerra de Malvinas tuvo su origen en la proyección de la película "Iluminados por el fuego", del realizador audiovisual y actual ministro de Cultura Tristán Bauer, filmada a partir de un libro escrito por el periodista Edgardo Esteban, veterano de la guerra de 1982 y hoy director del Museo Malvinas. La proyección de la película fue organizada en 2005 por la Subsecretaría de Derechos Humanos de Corrientes.

Al final del evento, varios ex combatientes de Malvinas que estaban en la sala se quedaron en sus butacas, visiblemente conmocionados y con lágrimas en los ojos. El entonces subsecretario de Derechos Humanos correntino Pablo Vassel habló con ellos y así comenzó a enterarse de que varios habían sido víctimas de tormentos.

Dos años después, Vassel presentó la denuncia en Río Grande con los primeros 25 casos.

La causa tuvo un trámite preliminar extenso, porque se debatió jurídicamente si se trataba de casos de lesa humanidad, un tema que aunque ya fue zanjado en diferentes instancias todavía sobrevuela el expediente.

En diciembre de 2018, la Justicia citó por primera vez a prestar declaración indagatoria a 18 de los 95 imputados, aunque en diciembre de 2019 sólo declararon Eduardo Luis Gassino, Miguel Ángel Garde, Belisario Gustavo Affranchino Rumi y Gustavo Adolfo Calderini.

En febrero de 2020, la jueza Borruto procesó a los cuatro: a Garde se le imputaron dieciocho hechos, a Affranchino Rumi dos (uno de estaqueamiento y el otro de enterramiento de soldados), a Gassino el enterramiento de cinco soldados y a Calderini el estaqueamiento de dos.

Uno de los hechos, por ejemplo, comprendió el enterramiento de cinco soldados por sacrificar una oveja para comer, mientras que otro se refirió a la muerte de dos soldados a raíz de los vejámenes.

Con las indagatorias de abril, aún quedarían por declarar otros ocho militares, de los citados en 2018.

Los denunciantes y querellantes saben que luego de cada indagatoria o procesamiento continúan apelaciones, recursos y más trámites judiciales, y que la lista de acusados llega casi a un centenar.

Por eso hablan de "impunidad" (impunidad biológica) y del desarrollo de una guerra que sigue librándose en el fuero federal, 39 años después de concluido el conflicto armado con Gran Bretaña por la soberanía de las Islas Malvinas.