Consternación y condolencias por el fallecimiento del nieto recuperado Francisco Madariaga Quintela

19 de Septiembre de 2020 |
Su padre Abel Quintela, secretario de Abuelas, no pudo despedirlo por hallarse internado con Covid 19.  

Francisco Madariaga Quintela junto a su padre Abel Quintela. El dolor no cesa
Francisco Madariaga Quintela junto a su padre Abel Quintela. El dolor no cesa
El presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo y funcionarios del Gobierno manifestaron su dolor y acompañamiento a familiares por el fallecimiento del nieto recuperado Francisco Madariaga Quintela, de 43 años, y cuya identidad había sido restituida en 2010.

"Mi sentido abrazo y mis condolencias a la familia y seres queridos de Francisco Madariaga Quintela, nieto restituido por @abuelasdifusion", escribió el jefe de Estado en su cuenta de la red social Twitter. El primer mandatario replicó un posteo de las Abuelas de Plaza de Mayo sobre el deceso de Francisco. Agregó el Presidente: "Le envío fuerzas y mi acompañamiento en este tiempo difícil a su padre, Abel Madariaga, que se encuentra internado con Covid-19".

La Vicepresidenta, por su parte, escribió en su cuenta de la misma red social: "Adiós a Fran, que seguro por fin se va a encontrar con su mamá" y envió "un abrazo enorme a Abel, que está internado por Covid-19... Demasiado dolor". El posteo fue acompañado por una fotografía en la que se ve a la vicepresidenta junto a Madariaga Quintela.

La asociación Abuelas de Plaza de Mayo informó hoy mediante un comunicado el deceso de Madariaga Quintela.

"Con profunda tristeza, las Abuelas de Plaza de Mayo comunicamos que ayer falleció uno de nuestros nietos, Francisco Madariaga Quintela, restituido el 17 de febrero de 2010 y uno de los pocos en encontrarse con un padre, el único que ha integrado la comisión directiva de Abuelas", reportó la asociación..

La organización de derechos humanos hace constar en su comunicado que  "la infancia de Francisco fue tortuosa, sufrió violencia física y psicológica por parte de su apropiador, que lo mantuvo cautivo como botín de guerra" y explica que como "consecuencia de esos maltratos desde temprana edad, se le declaró una diabetes insulinodependiente con la que peleaba a diario".

"Francisco buscó su verdad, se encontró con su padre, con su historia, con su familia. Construyó vínculos y amistades entrañables que lo extrañarán; sentiremos su ausencia. Hoy queremos acompañar especialmente a nuestro compañero Abel, secretario de Abuelas, y a todos sus familiares, a quienes abrazamos a la distancia. Hasta siempre, querido Francisco", concluye la comunicación.

El Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, expresó en su cuenta de Twitter: "Con muchísimo dolor despido a un hermano, Francisco Madariaga".

"Nació durante el cautiverio de su mamá en Campo de Mayo y fue uno de los nietos que gracias al trabajo de @abuelasdifusion pudimos recuperar", escribió, acompañando su posteo con fotografías en las que se ve al joven junto al ex presidente Néstor Kirchner, entre otros.

Según información que publica Abuelas, Francisco Madariaga Quintela nació durante el cautiverio de su madre, Silvia Quintela, secuestrada el 17 de enero de 1977, quien -según testimonios de sobrevivientes- permaneció detenida en el centro clandestino de detención "El Campito" de Campo de Mayo. En julio de ese año, se le practicó una cesárea en el Hospital Militar de esa guarnición y dio a luz a un varón al que llamó Francisco. Poco después del secuestro de su compañera, su padre Abel Madariaga se exilió en Suecia y más tarde en México, hasta que regresó al país en 1983, para integrarse a la organización

Abuelas recuerda que Francisco se acercó a la institución el 3 de febrero de 2010, "manifestando que creía ser hijo de desaparecidos", luego de que quien decía ser su madre, Inés Susana Colombo, había admitido que a él lo habían traído de Campo de Mayo.

Según Colombo, su ex marido Víctor Alejandro Gallo -oficial del Ejército en el Batallón 601 de Inteligencia- le había dicho que el niño había sido abandonado en el Hospital Militar. Según relató la apropiadora, Gallo llevó al bebé a su casa el 10 de julio de 1977, cuando todavía tenía un resto del cordón umbilical.

Silvia Quintela, la madre biológica de “Fran”, permanece desaparecida y es una de las víctimas de la represión ilegal ejecutada en los centros clandestinos de la guarnición militar de Campo de Mayo. En el mes de octubre comenzará el juicio por los “vuelos de la muerte” consumados allí.