Telam
 
19/05/2016

El exsenador uruguayo le dejó su carta póstuma días antes de que lo secuestraran 

Roberto García recuerda a Zelmar Michelini, de quien se hizo amigo cuando trabajaban en "La Opinión"

 
 
 
 
  • Memoria Verdad y Justicia - Télam
    Zelmar Michelini, dirigente político uruguayo que fue víctima del Plan Cóndor
El periodista Roberto García, a quien el dirigente uruguayo le entregó la que sería su carta póstuma, recordó los últimos días del ex senador uruguayo Zelmar MIchelini, a poco de que se cumpla el 40° aniversario de su secuestro y asesinato en Buenos Aires, junto al ex presidente de la Cámara de Diputados de Uruguay, Héctor Gutiérrez Ruiz y a otros dos compatriotas. García, quien fue luego cofundador y director del diario "Ámbito Financiero", y Michelini, eran entonces compañeros en la redacción del diario "La Opinión", dirigido por Jacobo Timerman, quien también sería secuestrado por la dictadura, aunque lograría conservar la vida y podría contar los avatares de su cautiverio en un libro, "Preso sin nombre, celda sin número".

"El Flaco, como lo llamábamos, cumplía con los estandares típicos de los uruguayos: discreto, afable, de hábitos austeros, que además era de pensamiento muy amplio sobre todo en lo político, lo que lo volvía casi ingenuo", rememoró García, a quien Michelini le confió la que sería su carta póstuma días antes de ser secuestrado durante su exilio en Buenos Aires.

"Siempre tenía un caramelo en el bolsillo para convidar. Ese día, además del caramelo me entregó una carta y me dijo: 'Fíjese si en algún momento hace falta'; yo la leí delante de él y quizás para disminuir la tensión le dije 'Pero Zelmar... ¿usted cree que es tan importante?' y la guardé en un cajón del escritorio", recuerda García.

La escena tuvo lugar el 5 de mayo de 1976, trece días antes del secuestro de Micheli, "El Toba" Gutiérrez Ruiz. Ambos aparecieron acribillados junto a un matrimonio d exiliados uruguayos que habían militado en el MLN Tupamaros, Rosario Barredo y William Whitelaw.

En esa carta se hace evidente que Michelini temía que lo secuestraran y llevaran clandestinamente a Uruguay, pero no que lo asesinara la dictadura argentina. En ella le indicó a García que "en previsión de que un comando uruguayo me saque del país, le escribo estas líneas para que sepa que no tengo ni he tenido ninguna intención de abandonar la Argentina y que si el gobierno uruguayo documenta mi presencia en algún lugar del territorio uruguayo, es por que he sido llevado en forma arbitraria, inconsulta y forzada".

El día del secuestro, García le mostró la carta a Timerman, quien tomó la decisión de publicarla pero antes le pidió que escribiera unas líneas explicando que su compañero se la había dejado.
"Esa noche dormí en otro lado, y me fui unos días a Bariloche creyendo que disminuía el peligro. Allí fue donde leí que había aparecido su cadáver. Quise volver para ir al velatorio, pero cuando pregunté la dirección al diagramador, me dijo que mejor no apareciera, por lo que resolví no viajar", señaló García.
Los dos periodistas se conocían desde mucho que Michelini era ministro de Industria de Uruguay, y coincidieron en La Opinión desde mediados de 1973, cuando el periodismo se convirtió en fuente de ingresos del ex senador exiliado.

Michelini revistaba en la sección Internacionales junto a un exiliado chileno y un periodista español, por la "costumbre de dar albergue a exiliados" de su director, Héctor Timerman, dice García, que comenta que Timerman no sólo escribía sino que se tomaba el tiempo para recibir y escuchar a los uruguayos exiliados en una antesala del edificio.

La rutina de Michelini, dice García sobre su "más amigo que compañero", era levantarse por la mañana con su hijo Zelmar (Chicho), con quien vivía en un cuarto del hotel Liberty, y desayunar en la confitería Richmond, de la calle Florida, que escalones abajo tenía un salón donde se jugaban partidas de ajedrez "que le fascinaba observar, aunque prefería jugar en el diario cuando podía".

"Era de hábitos muy austeros, le gustaban las carreras de caballos aunque más que jugador, era un atento a las performances y a la sangre de los caballos", apunta García, que recuerda también el gusto que compartían sobre las novelas policiales.

Michelini, recuerda, "no era fanático de nada, seguía la política internacional por su trabajo y por su país. Creo que lo que más lo afectaba era sentir que a su hija (detenida en Montevideo) la extorsionaban y eso era un castigo para él".

Una salida compartida era ir a cenar al restaurante de mariscos que estaba en la esquina de la redacción, 'El Pulpito', junto con algún otro compañero, recuerda García, que define a Michelini como "un personaje antimoda, un seductor lúcido y encantador" a quien se lo veía en la redacción con una camisa remangada que dejaba ver su camiseta de mangas largas blanca, dándole a su aspecto un tono "despreocupado que lo hacía más seductor".

 
 
 
Inspeccionan la sede céntrica de la Secretaría de Derechos Humanos por la desaparición de legajos

Desaparición: Inspeccionan Secretaría de DD.HH.

La justicia federal realizó hoy una inspección en la sede de la secretaría de DD.HH. de la Nación de la cual desapareció documentación vinculada con los trámites para el cobro de indemnizaciones por víctimas de la última dictadura. La "orden de [...]

Con la declaración de Alicia Logiúdice se reanuda el juicio oral de la megacausa Circuito Camps

Se reanuda el juicio por el Circuito Camps

Logiúdice, psicóloga de la organización Abuelas de Plaza de Mayo, versará en su testimonio sobre las consecuencias psicológicas de las apropiaciones. Lo hará por teleconferencia desde Canadá, que es el país donde reside. Por otra parte, el miércoles [...]

Formosa: Plenario de organismos de DDHH analizó el estado de las causas de lesa humanidad en trámite

Formosa: Analizaron el estado de las causas

Los organismos de Derechos Humanos con actuación en la provincia de Formosa, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), la Liga por los Derechos del Hombre y la Red poor la Indentidad de Abuelas de Plaza de Mayo, junto a querellantes, ex [...]

Casación ratificó que Díaz Bessone no está en condiciones mentales de afrontar ningún juicio más

Ratifican que Díaz Bessone es inimputable

La Cámara Federal de Casación Penal ratificó que el condenado represor Ramón Gerardo Díaz Bessone padece incapacidad mental, por lo que no está en condiciones de
afrontar un nuevo juicio oral por los delitos de lesa humanidad cometidos durante la [...]

 
 
Centro de información judicial - Les humanidad
 
 
Ministerio de Justicia y Derechos Humanos
 
HIJOS
 
Madres de Plaza de Mayo
 
Abuelas de Plaza de Mayo
 
Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA)
 
Memoria Abierta
 
 
 
Telam