Telam
 
13/07/2017

No obstante, piden a Pekín que permita a la familia del Nobel enterrarlo en paz 

Europa y EEUU reaccionaron tardíamente y no reclamaron a China la libertad y salida de Liu Xiaobo

 
 
 
 
  • Memoria Verdad y Justicia - Télam
    Liu Xia, viuda del Nobel de la Paz fallecido hoy
La muerte hoy del activista y disidente chino Liu Xiaobo fue recibida con pesar por organizaciones humanitarias y amigos del premio Nobel de la Paz y prácticamente ignorada por los líderes mundiales. El Comité Nobel responsabilizó a Beijing por el fallecimiento de Liu al tiempo que criticó a los líderes del "mundo libre" por la reacción tardía a la hora de defender los derechos del activista pro democrático. "Es un hecho triste, perturbador, que los representantes del mundo libre, que tienen la democracia y los Derechos Humanos en alta estima, titubeen a la hora de defender esos derechos", sostiene la presidente del Comité Nobel, Berit Reiss Andersen, en una nota.

El texto subraya que las noticias sobre su estado de salud antes de ser liberado fueron recibidas "entre silencios y reacciones tardías" en todo el mundo.

La muerte hoy del activista y disidente chino Liu Xiaobo fue recibida con pesar por organizaciones humanitarias y amigos del premio Nobel de la Paz y prácticamente

ignorada por los líderes mundiales. El Comité Nobel responsabilizó a Beijing por el fallecimiento de Liu al tiempo que criticó a los líderes del "mundo libre" por la reacción tardía a la hora de defender los derechos del activista pro democrático. "Es un hecho triste, perturbador, que los representantes del mundo libre, que tienen la democracia y los Derechos Humanos en alta estima, titubeen a la hora de defender esos derechos", sostiene la presidente del Comité Nobel, Berit Reiss Andersen, en una nota. El texto subraya que las noticias sobre su estado de salud antes de ser liberado fueron recibidas "entre silencios y reacciones tardías" en todo el mundo.

Liu, premiado en 2010 por el Comité Nobel, estaba preso desde hacía nueve años y fue excarcelado en junio pasado para ser internado en un hospital de la ciudad de Shenyang para tratar un cáncer de hígado. Reiss Andersen remarcó que pese a haber sido trasladado a un hospital no podía recibir el tratamiento adecuado ya que las autoridades chinas no le permitieron buscar ayuda médica en el extranjero.

El Comité recordó que, al otorgarle el Nobel de la Paz, se distinguió su compromiso y su lucha por la democracia y sus esfuerzos por aplicar los Derechos Humanos fundamentales garantizados en los instrumentos internacionales, así como en la Constitución de la República popular de china. "La última vez que un Nobel de la Paz falleció bajo custodia estatal fue en 1938, cuando el pacifista Carl von Ossietzky murió de tuberculosis mientras estaba a disposición de las autoridades en un hospital de la Alemania nazi", recordó Human Rights Watch en un comunicado.

Por su parte, la organización Amnistía Internacional (AI) definió a Liu como "un gigante de los derechos humanos" y destacó su trabajo "incansable" durante décadas por los derechos y las libertades fundamentales. El secretario general de AI, Salil Shetty, destacó en un comunicado que Liu actuó "ante la oposición más constante y brutal del gobierno chino", y que a pesar de años de persecución, supresión y encarcelamiento, "continuó luchando por sus convicciones". Además llamó a actuar para poner fin al arresto domiciliario que ha sufrido durante casi siete años la viuda del nobel, Liu Xia, y que "deje de estar perseguida por las autoridades".

Los gobiernos y políticos extranjeros no reaccionaron de inmediato a la muerte del activista. La primera reacción de una autoridad fue la del ministro de Justicia alemán, Heiko Mass, quien escribió en Twitter que "su resistencia no violenta lo ha convertido en un héroe de la lucha por la democracia y los derechos humanos".

Poco después se conoció la reacción del secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, quien lamentó hoy su "trágica muerte" y pidió al gobierno chino que libere a su viuda, Liu Xia, del arresto domiciliario en el que se encuentra, para que pueda "abandonar China". Tillerson, además, envió sus "más sentidas condolencias" a Liu Xia, bajo arresto domiciliario poco después de que Liu obtuviera el Nobel de la Paz, si bien nunca ha sido acusada de ningún delito. El Secretario opinó que "en su lucha por la libertad, la igualdad y la normativa constitucional en China, Liu Xiaobo encarnó el espíritu humano que recompensa el premio Nobel. Al morir, solo ha reafirmado la elección del Comité Nobel".

En el mismo sentido, el canciller francés, Jean-Yves Le Drian, expresó su "profunda tristeza" por la muerte del intelectual chino y pidió libertad de movimiento para sus allegados. "Expresé a todos sus familiares y amigos mis condolencias" y Francia, que pidió en varias ocasiones la liberación de Liu, desea que Pekín "garantice la libertad de movimientos a su esposa, Liu Xia, su familia y sus próximos", agregó.

Otros que reaccionaron a la noticia fueron el primer ministro del gobierno tibetano en el exilio, Lobsang Sangay, quien dijo estar con el "corazón roto", y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, quien se declaró "profundamente triste" por el fallecimiento de Liu, aunque a diferencia de otros líderes, evitó hacer reclamos al gobierno chino.

La Unión Europea (UE), por su parte, también lamentó el fallecimiento de Liu Xiaobo y reclamó a las autoridades chinas que al menos dejen a la familia darle el funeral que desea.

En un comunicado conjunto, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, recordaron las peticiones reiteradas a las autoridades chinas para la liberación del disidente, que había pedido en varias ocasiones viajar al extranjero para tratarse de la enfermedad que sufría. "En este punto, pedimos a las autoridades chinas que permitan a su viuda, Liu Xia, y su familia, que puedan enterrarlo en el lugar y de la manera que escojan, y que se les permita hacer el duelo en paz", dijeron.

Además, la canciller alemana Angela Merkel expresó su pesar por la muerte de Liu, a quien definió como "luchador por la libertad de expresión". El de Berlín fue uno de los gobiernos que ofrecieron tratar el cáncer terminal de Liu, si se autorizaba su salida de China.

 

 

 
 
 
Natalio Kejner, dueño de Mackentor, reveló cómo se beneficiaron los "amigos" de la dictadura

La Perla: Atestiguó desde México el dueño de Mackentor

El testigo Natalio Kejner, principal accionista de la empresa Mackentor, sostuvo que la empresa "fue despojada de todos sus bienes (por los militares) en una forma realmente cínica", al declarar en el marco de la megacausa La Perla por crímenes de [...]

Homenaje in situ a los 16 asesinados en la Masacre de Trelew

Homenaje a los asesinados en la Masacre de Trelew

Familiares de los presos políticos fusilados en Trelew en 1972 participaron este domingo en la base Almirante Zar, junto a funcionarios gubernamentales y dirigentes de organismos de derechos humanos, de un homenaje a los 16 militantes asesinados [...]

Los secuestradores "se divertían simulando fusilarnos", relató testigo en el juicio oral de La Plata

"Se divertían simulando fusilarnos", dijo testigo

Un ex trabajador de Propulsora Siderúrgica secuestrado en 1976, declaró hoy ante el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata que durante su cautiverio en un centro clandestino sus captores todas las noches "se divertían simulando fusilarnos". El testigo [...]

"Las llaves de la cárcel", libro que evoca una reforma penitenciaria con trágico final

Historia de la reforma carcelaria que acabó en tragedia

Luis Brunati, ex ministro de Gobierno durante la administración de Antonio Cafiero en la provincia de Buenos Aires, reconstruye en el libro "Las llaves de la cárcel" una experiencia reformista iniciada por iniciativa suya en el Penal de Olmos, y que [...]

 
 
Centro de información judicial - Les humanidad
 
 
Ministerio de Justicia y Derechos Humanos
 
HIJOS
 
Madres de Plaza de Mayo
 
Diario del Juicio
 
Esma II
 
Abuelas de Plaza de Mayo
 
Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA)
 
Memoria Abierta
 
 
 
Telam