Telam
 
24/09/2013

Los testimonios de una hermana de Mónica Epstein, y de una sobreviviente 

La paradoja de los desaparecidos, omnipresentes por carecer de cuerpo

 
 
 
 
"El desaparecido es como que sigue estando, porque el cuerpo no está", dijo María Laura, hermana de la desaparecida Mónica Epstein. Antes que ella, declaró Ana María Martí, sobreviviente de la ESMA. Apodada "Chiche", Ana María fue secuestrada el 18 de marzo de 1977 a las 10 en la estación ferroviaria “El Tropezón” por unos 15 integrantes del Grupo de Tareas 3.3.2, quienes la llevaron a la ESMA. Veintiún meses después, el 18 de diciembre de 1978, fue enviada al exterior del país con pasajes aéreos provistos por la Armada. A Ana María Martí el tribunal y las defensas le hicieron algunas preguntas para ampliar declaraciones anteriores y precisar datos. Principalmente, le preguntaron sobre algunos represores y víctimas. Dijo sobre Ana María Ponce que “la vi en Capucha y en Pecera. Se la llevaron con Edgardo Moyano, dijeron que a La Plata. No apareció nunca más”.

Sobre Norma Arrostito: “La primera vez que la vi fue cuando me estaban torturando. La trajeron… yo estaba en ese momento muy, muy mal y pensé que me había muerto. Le pregunté si estaba muerta y me dijo que no. Hablé muchísimas veces con ella”.

También se refirió a Alcira Fidalgo (caso 405): “Le decían Biónica, así la conocí. La vi varias veces en Capucha, aunque no tantas como a Norma Arrostito. La tuvieron en Capucha y después la subieron a Capuchita”.

Acerca de la familia Galli, Ana María Martí dijo que vio “a todos en Capucha”, en referencia a Mario, a Patricia y a Felisa. Tal como lo señaló Marianela Galli al declarar días atrás, Ana María confirmó que Mario Galli dijo dentro de la ESMA que fue llevado a “un anfiteatro, en un edificio de la Marina, donde fue interrogado. Lo que contaba era que lo habían rodeado de perros”.

También confirmó haber visto en la ESMA a Roberto Gustavo Santi y a su madre, María Esther Iglesias de Santi.

En cuanto a las detenidas-desaparecidas que parieron en la Esma, dijo que hubo dos etapas. "Al principio, las embarazadas estaban en Capucha. Ahí vi a (Mirta) Hueravilo, María del Carmen Moyano de Poblete, Ana Rubel de Castro e Iris García. A las primeras las vi enseguida de llegar, las trajeron de Coordinación Federal con Nilda Orazzi. En junio se abrió una pieza para las embarazadas. Eran atendidas por médicos. Del que más me acuerdo, porque lo vi, es del doctor Magnacco. Se nombraba a otro que vi pasar, pero no tengo presente el nombre. En todos los partos estuvo Magnacco”, relató.

Asimismo, contó haber visto a Cecilia Viñas, a Susana Siver y a Graciela Tauro.

Durante su cautiverio, Ana María Martí fue llevada a una quinta. “Vi a (el prefecto Héctor) Febres, que trajo a mis hijos”.

Contó luego que hace no mucho fue a esa zona y reconoció en Del Viso un comercio al que fue llevada por Febres.

Durante su cautiverio en la ESMA, agregó, también vio a Nilda Actis Goretta, José Luis Canosa, Ricardo Carpintero Lobo,  Alfredo Ayala, Oscar Paz, Rolando Pisarello, Juan Roqué, Laura Tacca de Ahumada, Susana Burgos, Ana María Soffiantini,  Jorgelina Ramus, y Pablo Míguez.

El caso de Mónica Hortensia Epstein

Tenía 29 años de edad, era  abogada, había sido asesora legal de la Facultad de Arquitectura de la UBA y militaba en Montoneros.  Fue secuestrada el 23 de diciembre de 1976 y llevada a la ESMA. Sigue desaparecida.

Su hermana María Laura Epstein atestiguó que “el 23 de diciembre alguién avisó a una empresa de mi papá que mi hermana había faltado a una reunión  Ese es el único dato que tuvimos. A partir de ese día nunca más supimos nada”.

María Laura dijo  que a partir de entonces inició la búsqueda de Mónica, y que su familia recurrió tanto a iglesias  como a sinagogas ya que Epstein es un apellido judío.  “Pensé que a lo mejor nos podían ayudar y la contestación fue en todos los casos la misma: que no podían hacer nada.

"En el `79 vino la OEA, hicimos la presentación, sencilla, de lo mismo que estoy diciendo hoy, que a partir del 23 de diciembre no supimos más de mi hermana. Luego del `84, como se pudo hacer ese trabajo magnífico de la CONADEP, que después se volcó en el 'Nunca Más', también hicimos la presentación”, amplió.

“Cuando uno tiene un hermano o un pariente desaparecido, solamente tiene una fecha. Siempre se lo está esperando. Desde el 23 de diciembre del `76, esperé a Mónica. Estuve presente en su jura como abogada,comenzó a trabajar en los tribunales de San Isidro y sé que tenía toda convicción de luchar por la justicia, la justicia verdadera”, contó María Laura.

Agregó que cuando Mónica “empezó a defender a presos políticos, empezó el trabajo en los barrios, era de la Juventud Peronista. Hubo un tiempo en el que vivíamos juntas: el sábado y el domingo no existían”.

Mostró una foto de su hermana: “Era alegre, cantábamos juntas, le gustaba la vida”, recordó.

"Ella se tomó el trabajo de explicarle a la gente los derechos que tenía, de decirles que era posible que todos tuvieran trabajo”. Y agregó: “el desaparecido es como que sigue estando, porque el cuerpo no está”.

Para concluir, la testigo dijo: “primero quiera agradecer a ustedes que la sociedad pueda tener la opción de hablar y a los presentes detrás del vidrio. Quiero agradecer a los primeros que me ayudaron con esto, el Centro de Protección de Víctimas de La Plata y al (centro Fernando) Ulloa de Capital. Agradecer a Néstor, que empezó con toda esta posibilidad; a nuestra querida Presidenta, que hace lo posible para llevar adelante este proceso; a las Abuelas, que me enseñaron a bajar el odio y el rencor hacia quienes se tomaron la atribución de quitarle la vida a mi hermana...".

Instó luego a los imputados "si por favor pueden rever esa actitud de no decir dónde están los cuerpos de nuestros compañeros, que si no lo hacen por ustedes, lo hagan por los nietos de ustedes...".

"Quiero decirles también que, a pesar del dolor, trato de no pensar para recordar siempre a Mónica alegre, linda. A pesar de lo que hayan podido infligir a mi hermana, todo lo que le hayan hecho para torcerla, para que se moviera de sus ideales, sepan que a pesar de que no volví a verla más, cada día que pasó, cada noche, cada cumpleaños de mis hijos, más y más me convencí de la justicia de los ideales de mi hermana. Ustedes tienen la posibilidad de un juicio que mi hermana no tuvo. Agradezco la oportunidad de poder hablar de mi hermana con todas las sillas llenas después de 37 años de silencio. En nombre de ella quiero que los imputados sepan que los 30.000 desaparecidos siguen presentes”.

 
 
 
"No hay que olvidar jamás lo que pasó porque el olvido promete repetición", dijo Estela de Carlotto

Estela de Carlotto: "No hay que olvidar"

La presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, exhortó hoy a "no olvidar jamás lo que pasó" durante la última dictadura "porque el olvido promete la repetición de todo eso", al declarar como testigo ante la Justicia Federal en [...]

Monte Peloni: La Fiscalía amplía la acusación a "homicidio agravado" para tres de los imputados

Monte Peloni: Amplían la acusación a tres militares

El fiscal subrogante Walter Romero, a cargo de la acusación en el juicio que se sigue en Olavarría por los crímenes de lesa humanidad que se cometieron en centro clandestino de detención "Monte Peloni", solicitó hoy que los militares Horacio Leites, [...]

Las Flores: Señalizan la Brigada de Investigaciones de la Bonaerense como Sitio de la Memoria

Las Flores: Señalizan Brigada de Investigaciones

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación señalizará como sitio de la memoria mañana, jueves, la ex Brigada de Investigaciones de la ciudad bonaerense de Las Flores, que operó como centro clandestino de detención durante la última dictadura. [...]

Procesan a 19 represores por delitos de lesa humanidad cometidos en Chubut

Comodoro Rivadavia: procesan a 19 represores

La jueza federal de Comodoro Rivadavia, Eva Parcio de Seleme, procesó a 19 miembros de las Fuerzas Armadas y Policía santacruceñas por delitos de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención que
funcionó en el Regimiento de [...]

 
 
Madres de Plaza de Mayo
 
Abuelas de Plaza de Mayo
 
Memoria Abierta
 
Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA)
 
Esma II
 
Diario del Juicio
 
 
 
Telam