Telam
 
12/03/2014

"Como no querían pegarle en la panza, le pegaban en las piernas", recordó 

La Cacha: Médica atendió a la madre de los mellizos Reggiardo-Tolosa hasta el momento de parir

 
 
 
 
  • Memoria Verdad y Justicia - Télam
    Doctora Patricia Pérez. Una testigo directo de la incuria que se cebó en la bella Machocha
La Plata.- La médica Patricia María Pérez Catán dijo hoy que fue obligada por sus secuestradores a atender a otros detenidos-desaparecidos, entre ellos a María Rosa Ana "Machocha" Tolosa justo antes de que pariera mellizos en el centro clandestino de detención contiguo a la cárcel de Olmos. "Como no querían golpearla en la panza, la golpeaban en las rodillas", puntualizó, y agregó que asistió a María Rosa cuando comenzó a tener contracciones. "Les tomé el tiempo con el reloj de un guardia llamado Pablo" y en un momento "le "avisé que las contracciones eran demasiado seguidas y que se avecinaba el momento del alumbramiento, y entonces se la llevaron" a la maternidad del penal de Olmos.

"Ya no volví a verla más, pero Pablo me comentó que había tenido mellizos", narró la médica ante el Tribunal Oral Federal nº1 de La Plata.

Según otros testigos, Juan Enrique Reggiardo, el compañeño de Machocha, también detenido-desaparecido en La Cacha, se enteró del mismo modo de que había sido padre por partida doble. Juan Enrique permanece desaparecido.

En la cárcel de Olmos, "Machocha" fue atendida por la médica partera María Hilda Delgadillo, quien denunció el parto ante el obispo de La Plata, Monseñor Plaza. Delgadillo y su esposo fueron detenidos-desaparecidos días después. Todo indica que Plaza los delató.

Patricia María Pérez Catán, que era entonces estudiante del 5º año de la Facultad de Medicina de La Plata, dijo que había sido secuestrada el 31 de enero de en Mar del Plata junto a su hermano Jorge, que ambos militaban en la Juventud Universitaria Peronista (JUP), y que fueron llevados a "La Cueva", el centro clandestino de detención que funcionaba en la base aérea de Camet.

"Cuando llegué a La Cacha, mi estado de salud era tan grave por las torturas que había recibido allá  que creyeron que no sobreviviría y me dejaron ahí un buen tiempo, por lo que no sufrí interrogatorios largos", narró.

"Por ser estudiante de Medicina a veces me sacaban de la cueva en la que me tenían encerrada  para atender heridas superficiales de otros detenidos, preparar refuerzos de leche para las embarazadas o ponerle gotas a los que tenían conjuntivitis", siguió diciendo.

La médica platense recordó que en una oportunidad asistió a un muchacho al que le decían "Dedos, cuya cara estaba toda negra de hematomas por los golpes" y que, en otra oportunidad debió colocarle un calmante a un hombre "que estaba prácticamente inconsciente" tras una sesión de tortura.
Pérez Catán manifestó que "en junio (de 1977) nos llevaron encapuchados en un auto a la Comisaría Octava de La Plata. Primero estuvimos incomunicados en una celda de castigo. Luego le avisaron a nuestros familiares que estábamos ahí".

Expresó que seguidaluego la llevaron al Regimiento de Villa Martelli porque le iban a hacer un consejo de guerra y añadió que "el día que iban a dictaminar sentencia, el militar que hacía de fiscal  me dijo que iba a pedir el mínimo, por asociación ilícita".

"Pero como en el lugar donde hacían esta parodia de juicio no había nadie, me volvieron a llevar a la Comisaria Octava. En ese momento mi padre presentó un hábeas corpus", puntualizó.

Rememoró que "apareció el juez federal de La Plata (Héctor Carlos) Adamo a tomarme declaración y le conté qué me había pasado, desde cuándo estaba presa y que me habían torturado" y dijo que "mucho tiempo después, el comisario me llamó para comunicarme que  ese juez había ordenado mi libertad".

Por fin contó que salió en libertad el 19 de mayo de 1977 y que al  día siguiente la citaron en el juzgado para darle el sobreseimiento definitivo,  y que "nunca fui citada a declarar por eso".

Los mellizos Gonzalo y Matías Reggiardo Tolosa, declararon en una audiencia de este juicio sobre la detención de su madre en ese centro clandestino y acerca de su apropiación ilegal. 

Hoy también declaró Oscar Horacio "Cacho" Molino, quien fue detenido en La Plata el 17 de febrero de 1977 por ser integrante de la comisión de la mutual del Banco Provincia.

Molino refirió que fue llevado, encapuchado, en el baúl de un auto y recordó que durante los interrogatorios, a los que calificó de "leves", le pedían que les dijera "dónde estaban mis amigos montoneros".

Dijo que tras ser liberado en el bosque platense no volvió a tener contacto con sus secuestradores. 
En el juicio de La Cacha están imputados 21 represores, entre ellos el ex jefe de Investigaciones de la Policía Bonaerense, Miguel Etchecolatz.

 
 
 
Facultad de Ciencias Naturales de la UNLP aprobó restitución de restos de mapuches

Facultad platense aprobó restitución de restos mapuches

La Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad de La Plata aprobó hoy la restitución de los cráneos de cuatro caciques mapuches a su pueblo, haciendo lugar al reclamo hecho desde 1989 por la comunidad originaria de Lorenzo Pincén, de Trenque [...]

Finaliza este viernes el ciclo sobre "Pueblos originarios y Conquista del desierto" en el Conti

Finaliza ciclo sobre pueblos originarios en el Conti

El ciclo de cine "Los pueblos originarios y la Campaña del Desierto" finaliza mañana en el Centro Cultural Haroldo Conti, situado en la ex ESMA. A las 18 exhibirá "Inacayal, la negación de nuestra identidad", de Myriam Angueira y Guillermo Glass [...]

Operativo Independencia: Incorporan documentos de la Iglesia al juicio

Operativo Independencia y documentos de la Iglesia

El Tribunal Oral Federal de Tucumán incorporó unos 3.000 documentos de la Iglesia Católica recientemente desclasificados como elementos de prueba en el juicio de la megacausa “Operativo Independencia”, tal como había pedido la querella de la [...]

Martín Fresneda: "La gran deuda que tiene la Argentina es la violencia institucional"

Fresneda: La gran deuda argentina es la violencia insti

Neuquén.- El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda, aseguró que "la gran deuda que tiene la Argentina, es la violencia institucional" (policial)
al hablar durante la asunción en Neuquén de David Lugones como nuevo delegado [...]

 
 
Centro de información judicial - Les humanidad
 
 
Ministerio de Justicia y Derechos Humanos
 
HIJOS
 
Madres de Plaza de Mayo
 
Abuelas de Plaza de Mayo
 
Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA)
 
Memoria Abierta
 
 
 
Telam