Telam
 
28/05/2014

El hijo de dos desaparecidos declaró como testigo en el juicio por "La Cacha" 

Julián Axat: "Hubiera querido defender a mis padres, ser esa defensa que ellos no tuvieron"

 
 
 
 
  • Memoria Verdad y Justicia - Télam
    Julian Axat, abogado y actual funcionario que presenció a los 7 meses de edad el secuestro de sus padres
La Plata.- El flamante coordinador del Programa de Acceso Comunitario a la Justicia, Julián Axat, reclamó hoy que se haga justicia sobre la cadena de mando que regía al
centro clandestino de detención de La Cacha, de La Plata, donde fueron desaparecidos sus padres. "Es raro que los hijos de los desaparecidos, que vivimos pocos años o meses con ellos seamos testigos. Los verdaderos testigos son los que no están", afirmó Axat ante el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, en el marco del juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de La Cacha. "Nuestros cuerpos -afirmó- de algún modo percibieron o sintieron esto que hicieron las patotas. Si yo tenía 7 meses y lloré, el sólo hecho de haber estado ahí me hace ser un testigo legítimo y ello revalida la posición de los hijos en este juicio".

Axat declaró hoy por la desaparición de sus padres, Rodolfo Jorge Axat y Ana Inés Della Crocce, secuestrados el 12 de abril de 1977, cuando el actual fiscal tenía 7 meses. "Nuestros padres son los verdaderos testigos pero no pueden contar qué les pasó antes de que los ejecuten", remarcó y añadió "pero estamos nosotros, los hijos al menos podemos ponernos en su lugar y acercar una palabra".
 
Analizó que "hubiera querido defender a mis padres, ser esa defensa que ellos no tuvieron como sí tienen estos señores que están aquí sentados con sus abogados. Quise ser abogado para hacer justicia por ellos".
   
Axat reclamó que "se haga justicia sobre la cadena de mando que no puede salir impune" y remarcó que "uno de los imputados responsables directo dijo que no podría haber hecho nada si de arriba así no lo disponían, con eso solo ya deben condenarlos a perpetua".
   
El coordinador del Programa de Acceso Comunitario a la Justicia recordó que su madre "era bibliotecaria de la Universidad Nacional de La Plata, estudiaba Antropología y hacía militancia de base en las villas de Abasto y Las Quintas; y a mi padre la organización (Montoneros) le asigna ser el referente en el frigorífico Swift para trabajar en la concientización obrera", explicó.
   
Reflexionó que la dictadura buscaba el "exterminio de la clase obrera" y el centro clandestino de La Cacha "estaba destinado a desarticular el movimiento obrero de La Plata, Berisso y Ensenada".

Recordó que sus padres fueron secuestrados y desaparecidos la noche del 12 de abril de 1977, cuando él se encontraba junto a ellos y a sus tíos en la casa de su abuela materna, en la calle 9 entre 47 y 48 en La Plata y contó que cuando sonó el timbre "mi abuela atendió y le dijeron que eran las fuerzas de seguridad allanando el edificio".
   
"Golpearon fuerte la puerta y le dijeron que toda la manzana estaba rodeada. Ingresó un grupo numeroso de personas, vestidos de civil, con uniforme militar, unos con el rostro cubierto, otros al descubierto", dijo y agregó que "a mi abuela y tío los sacaron al pasillo; a mis tías las separaron e interrogan; a mis padres, los separan y supongo que también los encapucharon". Sostuvo que "mi abuela escuchaba gritos dentro del departamento, después se llevaron a mis padres. Cuando se estaban por llevar a mi tía, alguien le dijo `a vos no`. Y la dejaron conmigo. A los 20 minutos aparecieron mis abuelos paternos, que venían de su casa porque los militares habían ido antes a su casa en 16 entre 46 y 47. Luego supimos que antes habían allanado nuestro domicilio en 7 entre 523 y 524".

"Mis padres fueron vistos en La Cacha hasta principios de agosto de 1977, al ser secuestrados mi mamá tenía 26 años y mi papá 30", relató y apuntó que los represores "destruyeron todo, con un particular ensañamiento, en la casa de mis padres en Ringuelet". Axat aseguró que el secuestro de sus padres trastornó a la familia. "Mi tía Cristina hizo un gran esfuerzo por ser como mi madre y su hijo para mí es mi hermano", confesó. "Yo no tengo conciencia de cuándo supe que era hijo de desaparecidos, mi infancia y adolescencia fueron muy difíciles", reconoció.

Recordó que "cuando me preguntaban por mis papás, yo debía decir `no, están desaparecidos` y a veces inventaba que estaban de viaje o decía que mi tía era mi mamá". Aseguró que "gracias a estos 10 años de transformación de este país" sus hijas, de 15 y 3 años, "viven el terrorismo de otra manera y este juicio es parte de la transformación". "Ello también da cuenta de que ese deseo de nuestros padres militantes sociales se está haciendo realidad", reflexionó.

En este juicio se investigan los delitos contra 135 personas cometidos por 21 represores de la dictadura en el centro clandestino de detención "La Cacha".

 
 
 
Campo de Mayo: Juzgarán al general Alfonso y a Rafael López Fader

Juzgarán al general Alfonso y un secuestrador convicto

El Tribunal Oral Federal 1 de San Martín decidió juzgar desde el 3 de octubre próximo a dos represores que nunca antes habían ido a juicio por delitos de lesa humanidad, en una resolución que acogió parcialmente un pedido de la fiscalía al que [...]

Reconquista / Base Aérea: Otro testigo incriminó a Sambuelli al relatar su detención y torturas

Santa Fe: Otro testigo incriminó al comodoro Sambuell

Santa Fe.- Un testigo del juicio a cargo del Tribunal Oral Federal de Santa Fe contra siete acusados por delitos de lesa humanidad identificó hoy al comodoro (RE) Danilo Sambuelli como jefe del aparato represor que actuó en Reconquista durante la [...]

Grave denuncia de la Comisión Provincial de la Memoria contra el fiscal general de Mar del Plata

Grave denuncia de la CPM contra fiscal de Mar del Plata

La Comisión Provincial de la Memoria (CPM) denunció al fiscal general de Mar del Plata, Fabián Fernández Garello, por delitos de lesa humanidad en dos causas que se tramitan en los juzgados federales de San Martín y San Isidro, al tiempo que la [...]

Parenti: "Estamos frente a un hecho de enorme perversidad, un acuerdo para falsear la identidad"

Gaona-Miranda: Piden 15 años de prisión para el cnel.

La asociación Abuelas de Plaza de Mayo y la fiscalía pidieron condenar a 15 años de prisión al coronel del Ejército Héctor Girbone por la apropiación del nieto recuperado Pablo Gaona Miranda y reclamaron penas de 13 y 12 años de prisión para Norberto [...]

 
 
Centro de información judicial - Les humanidad
 
 
Ministerio de Justicia y Derechos Humanos
 
HIJOS
 
Madres de Plaza de Mayo
 
Abuelas de Plaza de Mayo
 
Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA)
 
Memoria Abierta
 
 
 
Telam