Telam
 
14/07/2012

Lo reconoció por una cicatriz que intentaba disimular, en el barbijo  

Jujuy: Una testigo identificó al tte. cnel. (RE) Rafael Braga como el secuestrador de su esposo

 
 
 
 
  • Memoria Verdad y Justicia - Télam
    "Caracortada" Braga: pasó la audiencia tapándose la cicatriz por la que sus víctimas lo identificaron.
Por Eduardo Duschatzky, enviado especial
Jujuy.-Inés Peña, principal testigo en la causa por la desaparición de Julio Rolando Álvarez García, el 21 de agosto de 1976, identificó a Mariano Rafael Braga como el jefe del grupo de tareas que secuestró a su marido. Peña ubicó al secuestrador en la misma sala de audiencias del TOF jujeño y su relato se contrapone con la versión del acusado, quien había manifestado a su turno que para la fecha del hecho había estado de vacaciones en Buenos Aires y que había llegado a Jujuy el 24 de agosto de aquel año a altas horas de la noche. "Es la persona que está allí, a mi derecha, el teniente Braga, a esa persona nunca la voy a olvidar", expresó Peña cuando le preguntaron si podía identificar al secuestrador de su marido. Braga llegó a juicio imputado por violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad en calidad de coautor y de homicidio agravado por alevosía en calidad de partícipe necesario. La testigo declaró frente al TOF que cuando lo llevaron a su marido "no hubo orden de allanamiento" y el ingreso de los represores a la vivienda de los padres de su esposo en el barrio Ciudad de Nieva "fue sorpresivo", y que tampoco se identificaron. El día que los secuestraron a Julio Rolando estaba toda la familia, los padres, hermanos del desaparecido y las dos hijas de éste de tres años y otra de un año y medio y una tercera en camino, todos almorzando alrededor de las 13.

Una marca en el rostro de Braga, permitió a la familia conocer su identidad. "Es Braga", le dijo Ulises Orellana, tío del desaparecido, casado con Luz Álvarez García, quien había sido designada Secretaria de Educación en el comienzo del Proceso Militar, al que llamaron por teléfono pidiéndole ayuda, al que le pidieron ayuda.

A partir de esos momentos fue un largo peregrinar de la familia, por sedes policiales, unidades militares, para saber del paradero, el que nunca les fue revelado. Dos días después del secuestro escuchó su nombre en el desfile del Éxodo Jujeño. Junto a la madre del desaparecido, continuaron la búsqueda de su marido, llegando su suegra a entrevistarse con el jefe del Área 323, Coronel Néstor Bularios, sin resultados.

Dijo que nunca se entrevistó con un juez Federal, y se acordó de Hugo Messina,  no cesaron las amenazas a pesar del tiempo, como también sufrió el robo de un auto que nunca fue encontrado, entre otras amenazas mafiosas.

Otro testimonio que hoy cobró relevancia es el de Luis Alberto Morales, ex chofer del coronel Bularios, cuando cumplía el servicio militar entre los años 1975 y 1976, con extensión del mismo. Reconoció que había llevado al coronel Bularios al centro de detención en el paraje de Guerrero, donde vio militares.

Cuando le preguntaron si había visto gente detenida en el Regimiento de Infantería (RIM20),le dijo al Tribunal que en una "cancha de paleta" que tiene la unidad vio gente "no se cuántas" y que le llamó la atención que entre ellas había una señora con mucho peso. "Estaban sentadas contra la pared y los ojos vendados" comentó cuando lo interrogaron a cerca de cómo estaban en el lugar, cuando ayer Braga dijo que nunca hubo detenidos en el RIM 20.

En otro tamo de sus respuestas Morales dijo haber visto a Julio Rolando Álvarez García en una oportunidad de viajar con Bularios a Tucumán, dentro de una sede del Ejército que no identificó.

Luego, en Famailla (Tucumán) vio una foto en la pared donde estaba el desaparecido dentro de un círculo rojo y cuando le preguntó al coronel que significaba le respondió "que se deje de hinchar las bolas, y deje de preguntar porque iba a tener problemas, iba a desaparecer" y que esas personas eran boletas".

Otro viaje que relató significativo fue uno a Ledesma, empresa cuyo dueño, Carlos Bloquear, está involucrado en la causa Agredes y otros" en el juicio de lesa humanidad. Según el Fiscal ad hoc, Pablo Pelazzo, Morales incurrió en contradicciones con relación a declaraciones que había prestado en oportunidad del Juicio por la Verdad, por lo que pidió que las mismas se incorporen a la nueva causa.

Otro de los testigos fue Marcos Miguel Medina, primo de Julio Álvarez García, quien se encontraba en la casa el día del hecho. Quiso buscar ayuda pero lo detuvieron en la puerta amenazado con un arma de fuego. Posteriormente lo sentaron frente a la casa y vio cuando a Álvarez García lo sacaban caminando unos 70 metros, hasta desaparecer de su vista. Quebrado en llanto,

Medina, quien vivía en la casa de los Álvarez García, dijo que recibían llamado en los que le decían que ya lo habían matado al secuestrado.


El cinismo de un represor


(San Salvador de Jujuy, 13 de julio) Acusado en la causa por el secuestro y asesinato del estudiante Julio Rolando Alvares García, el teniente coronel retirado Mariano Braga buscó hoy desligarse del Área 323 de la represión en Jujuy, en la primera indagatoria del juicio por violaciones a los DDHH cometidas en esta provincia durante la ultima dictadura. Con este propósito, dijo que su cargo de jefe de inteligencia del GAM-5 era meramente técnico y que desconocía las circunstancias políticas que vivía el país en 1976. Braga afirmó que sólo desempeñaba funciones "administrativas" como auxiliar del jefe de aquella área, el coronel Carlos Bulacios, en "la atención a familiares" de presos políticos y detenidos desaparecidos, a la vez que definió como "técnico" su cargo de jefe de inteligencia en el GAM 5 (Grupo de Artillería de Montaña 5), una de las dos unidades del Ejército en Jujuy.


Según dijo, cómo oficial de inteligencia se dedicaba en 1976 a mediciones topográficas, cartografía y otras actividades para "adquirir blancos" hipotéticos de la artillería, y que en los ratos libres era además el bibliotecario de su unidad.


"Desconozco", "jamás supe" y expresiones similares repitió una y otra vez el acusado, en su declaración de casi seis horas, cada vez que fiscales y querellantes le preguntaron sobre la represión terrorista de Estado y se escudó en que erntonces era "sólo un teniente".


Sobre el centro clandestino de detención de Guerrero, en el sudoeste provincial, aseveró que supo de su existencia sólo después del retorno a la democracia pero que en 1976, al hacer cortes de ruta, le había llamado la atención la cantidad de vehículos de Gendarmería y de la empresa Ledesma que circulaban por sus inmediaciones.


"Una vez tuve un incidente con una camioneta de Ledesma que trasladaba gendarmes" desde Guerrero, relató en el juicio que unificó cinco causas, dos de las cuales implican a esa empresa del grupo económico que encabeza Carlos Blaquier, citado a inadagatoria.


También aludió a una "mala relación con Bulacios" y agregó sobre el ya fallecido jefe del Área 323: "Era, en sentido figurado, dueño de vidas y haciendas en Jujuy. Le teníamos miedo".
Braga sostuvo que las preguntas que le formularon fiscales y querellantes debían haberlas respondido jefes de la represión como el propio Bulacios o Antonio Domingo Bussi, jefe de la V Brigada en Tucumán, de quien dependía el Area 323 de Jujuy, entre otras.


"Ustedes tienen el obstáculo insalvable de los que se murieron", dijo a sus acusadores.
Braga es acusado en la primera causa que se juzga en Jujuy y la única con una sola víctima, el dirigente de la Juventud Universitaria Peronista (JUP) Alvarez García, en la que está imputado por privación ilegítima de la libertad y homicidio, entre otros delitos.


"Lo más interesante de la indagatoria de Braga va a ser analizarla con los testigos que vienen después", dijo a Télam Ariel Ruarte, abogado de Inés Peña, la esposa de Julio Rolando Alvarez García y querellante en la causa.


Ruarte consideró que Braga intentó "desvirtuar lo que, por medio de testimonios durante la instrucción, se pudo establecer claramente".


"Estamos abocados a presentarle al Tribunal mediante testigos lo que fue la verdad real, con el fin de que podamos lograr lo que es el fin de esta causa que, aunque lenta, es poder aportar al esclarecimiento de lo que pasó con Alvarez García".


El letrado prefirió no hablar de los testimonios que serán ofrecidos en el debate pero recordó que, en la etapa instructoria, los testigos "han ubicado a este hombre en una posición muy diferente a la que habla él, en un sitio de poder" en el aparato represivo.


Sobre la afirmación de Braga de que estaba en Buenos Aires con licencia especial cuando fue secuestrado y asesinado Alvarez García, en torno al 21 de agosto de 1976, Ruarte dijo que, en la instrucción, "existen claros testimonios que lo ubican en Jujuy".


"Estamos convencidos de que lo que para nosotros es la verdad real, va a ser así considerada por el Tribunal al final del proceso", concluyó el abogado de Inés Peña.


Después de Braga declaraba esta tarde por videoconferencia desde un hospital el acusado Antonio Vargas, quien integró un Grupo de Tareas del Ejército en Jujuy durante el terrorismo de estado, y mañana desde las 8 lo hará Inés Peña, la primera testigo de la acusación que expondrá en el juicio que comenzó el jueves último.

 
 
 
Avellaneda: Crean Observatorio para "detectar y resolver problemas de hambre en el distrito"

Avellaneda: lanzan plan para terminar con el hambre


El intendente de Avellaneda Jorge Ferraresi alertó sobre la situación social en ese municipio bonaerense y puso en marcha un Observatorio con la intención de "detectar y resolver los problemas de hambre" de sus vecinos, principalmente de niños, a [...]

Ratifican indagatoria del suspendido juez Pedro Hooft por el secuestro y asesinato de dos abogados

Ratifican la indagatoria del juez Hooft

La sala II de la Cámara Federal de Casación Penal ratificó el llamado a declaración indagatoria del suspendido juez marplatense Pedro Hooft en una causa por delitos de lesa humanidad, al rechazar un planteo de su defensa. El máximo tribunal penal del [...]

Jujuy: Inauguran en una sede de la UNJU un mural que recuerda a víctimas de la dictadura

Jujuy: Inauguran mural en sede de la UNJU


La Universidad Nacional de Jujuy (UNJU) inauguró hoy un mural que recuerda a las víctimas del terrorismo de Estado, el cual se ubica en la sede de esa casa de altos estudios en la ciudad de San Pedro de Jujuy. La obra artística reza la frase [...]

La Perla: Ex policía que fue torturado denunció los vínculos permanentes de la fuerza con represores

La Perla: Testigo cuestiona la policía de Córdoba

Córdoba.- Luis Urquiza declaró hoy frente al Tribunal y vinculó a la actual jefatura de la Policía provincial con personajes nefastos del Departamento de Informaciones (D2), como Carlos "Tucán" Yanicelli, y consideró que la de Córdoba "está muy [...]

 
 
Madres de Plaza de Mayo
 
Abuelas de Plaza de Mayo
 
Memoria Abierta
 
Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA)
 
Esma II
 
Diario del Juicio
 
 
 
Telam