Telam
 
05/09/2012

Según confirman nuevos testimonios en la causa “Escuelita II” de Neuquén 

Guglielminetti: De narco, asaltante y buchón, a “mayor”, asesino, pirata y secuestrador extorsivo

 
 
 
 
  • Memoria Verdad y Justicia - Télam
    Guglielminetti en el banquillo. Alguién sacó la foto con un celular y se la alcanzó a Diario de Río Negro.
Por JJS).-Raúl Antonio Guglielminetti era “un sujeto violento, informante del Ejército y de la policía, con vocación por la delación” lo menos desde comienzos de los ’70, cuando se infiltró entre los obreros en huelga que construían la represa del Chocón, sostiene el abogado y periodista Juan Chaneton, autor del libro “Dios y el Diablo en la tierra del viento. Cristianos y marxistas en las huelgas de El Chocón” (Buenos Aires, Catálogos, 2005). Chaneton se presentó como “amicus curae” ante el TOF nº 1 que juzga los delitos de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención conocido como “Escuelita II”, que funcionó en los fondos del Batallón 181 de Construcciones del Ejército, a la vera de la ruta nacional 22 y a 4 km. del aeropuerto de la capital provincial.

Chaneton presentó un escrito en el que puntualiza que a fin de escribir aquel libro entrevistó a uno de los líderes de la huelga, Armando Olivares, y al ingeniero Hugo Mochkovsky, segundo jefe de movimiento de suelos. Mientras Olivares le confirmó que Guglielminetti se presentaba como parte de la seguridad de la empresa, siempre iba armado y se infiltraba entre los participantes de las asambleas, Mochkovsky le dijo que Guglielminetti tenía “mucho interés en aprender a usar explosivos” y puntualizó que “estas actividades, delatar obreros y manejar explosivos, no son actividades que se requieren para trabajar en seguridad”.

El tribunal presidido por Orlando Coscia aún tiene que decidir si acepta o no el testimonio de Chaneton, presentado a comienzos del pasado mes de julio pero dado a conocer ayer, pero el mismo coincide con otros testimonios recientes.

Por ejemplo, por el ofrecido el 21 de agosto pasado por quien era el jefe de la corresponsalía del diario Río Negro en Neuquén en a nquellos años, Carlos Galván, quien recordó quela primera vez que supo de Guglielminetti fue por haber visto publicado que había caído preso “un peligroso delincuente”.

Corría 1970, dijo, cuando “el subcomisario de la Policía Federal Gustavo Sommer me informó que que Guglielminetti tenía pedido de captura nacional e internacional, por contrabando de armas, estupefacientes y por un incendio intencional en Iquitos, Brasil.”

Dos años después de aparecer en las páginas policiales Guglielminetti volvió a la zona, consiguió empleo como cafetero en el diario Sur Argentino de la familia Sapag (dónde pasó luego a desempeñarse como cronista de noticias policiales), estuvo también en el informativo de LU5 y en 1976 se jactaba abiertamente de integrar la "comunidad informativa".
Galvan dijo que dicha comunidad era una organización secreta de "espías".

"Todos los espías formaban parte de la comunidad informativa, él decía que participaba y lo había hecho en dos oportunidades; nosotros no sabíamos quiénes la integraban porque era secreto, el único bocón era él" describió.

Otro testigo , que era entonces el segundo jefe de la Policía neuquina, el comisario retirado Antonio Casal (el mismo que dijo que los militares habitualmente “plantaban cosas” en las casas de las personas que detenían para justificarse) dijo que Guglielminetti formó parte del grupo que actuó en la región como "Triple A" (Alianza Anticomunista Argentina) que el ex interventor de la Universidad del Comahue, Dionisio Remus Tetu, intentó comandar a fines de 1975. Y vinculó a ambos - Tetu y Guglielminetti- con tres atentados con explosivos en el el Juzgado Federal, la librería Libracos y la agencia del diario Río Negro.

Galván declaró en el juicio por delitos de lesa humanidad porque el 17 de agosto de 1976, en la madrugada, fue testigo directo de cómo el dirigente de Agua y Energía de Roca, Rubén Ríos, escapó del grupo de tareas que lo había secuestrado en su casa. Ríos logró salir del baúl del auto en el que era llevado a "La Escuelita" y fue visto por Galván cuando corría en ropa interior por el puente carretero Neuquén-Cipolletti.

Luego el sindicalista volvió a ser atrapado por quienes después lo torturaron.

El periodista se exilió en Brasil luego de que, por su actividad y la exposición de su esposa, María Cristina De Cano, en la búsqueda de tres cipoleños desaparecidos (Luis Genga y las hermanas María Cristina y Silvia Botinelli) sus hijos fueron amenazados de muerte. Tras el ultimátum Galván consultó al comisario Casal, que le dijo que él y su esposa se tenían que ir "ese mismo día".

En cuanto a Guglielminetti, revistaría en la SIDE de la dictadura –dirigida por el general René Otto Paladino como “mayor Rogelio Guastavino” y frecuentaría el ccd conocido como “Automotores Orletti” que dirigía su “maestro” Aníbal Gordon; sería uno de los asesinos de los ccd dependientes dde la Policía Federal (Circuito ABO), sin ir más lejos de Julio Enzo Panebianco y otros muchachos acribillados en un falso enfrentamiento cerca de la cancha de Huracán, y seguidamente se especializaría en delitos como la piratería del asfalto y los secuestros extorsivos.    

Más información acá.


 
 
 
La complicidad civil pudo haber sido complicidad empresaria

¿Responsabilidad Empresaria?

Los vecinos de Olavarría amanecieron el 19 de febrero con sentimientos divididos y hasta enfrentados. Decía El Popular, único diario local, finalizando una semblanza de la fallecida empresaria Amalia Lacroze de Fortabat: “Los mayores deben haber [...]

Caso Maldonado: Para el Gobierno sigue sin haber elementos que responsabilicen a la Gendarmería

Gobierno dice que no hay pruebas contra Gendarmería

El Gobierno nacional reafirmó su respaldo a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y afirmó que tras levantarse el secreto de sumario en la investigación sobre la desaparición de Santiago Maldonado, "no han surgido elementos que pongan en [...]

Ya está en Marcos Paz el capitán von Kyaw, capturado por la PFA en Panamá el pasado 19 de junio

Ya está en Marcos Paz el represor capturado en Panamá

Un oficial del Ejército Argentino que se encontraba prófugo de la Justicia fue detenido por la Policía Federal Argentina (PFA) en Panamá, informó hoy el Ministerio de Seguridad. Se trata del capitán de Infantería (RE) Ricardo Luis Von Kyaw, de 66 [...]

Casación revocó las salidas del ex juez federal Víctor Brusa y otros dos convictos

Revocan salidas transitorias del ex juez Brusa y otros

Además de Brusa -el primer juez argentino condenado por crímenes de lesa humanidad- alcanza al ex policía Eduardo Ramos Campagnolo y a la ex carcelera María Eva Aebi. Los tres habían sido sentenciados a penas de entre 19 y 23 años de prisión. También [...]

 
 
Madres de Plaza de Mayo
 
Abuelas de Plaza de Mayo
 
Memoria Abierta
 
Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA)
 
Esma II
 
Diario del Juicio
 
 
 
Telam