Telam
 
18/02/2014

No se conocen casos en rectas, y el obispo era un gran volante, dijeron testigos 

Debaten si un amortiguador pudo haber ocasionado un vuelco en la camioneta que manejaba Angelelli

 
 
 
 
  • Memoria Verdad y Justicia - Télam
    La noticia de la muerte del obispo y la camioneta, en un diario que lo detestaba
(Redacción). Las audiencias del juicio por el asesinato del obispo Enrique Angelelli y el intento de asesinato del ex sacerdote Arturo Pinto se reanudaron ayer en la ciudad de La Rioja tras la feria judicial con el debate acerca de si la rotura de un amortiguador trasero de la flamante camioneta que conducía Angelelli pudo haberle ocasionado un vuelco, lo que fue tajantemente negado por el encargado de la flota automotor del Obispado. Luego, el médico que atendió a Pinto dijo que conocía bien a Angelelli y que era "un gran volante". El tribunal autorizó al ex general Luciano Benjamín Menéndez, que alegó problemas de salud, a no comparecer.

La Audiencia se inicio con retraso debido a que el imputado  Luciano Menendez  estaba siendo revisado por problemas de salud. Según el informe forense no estaba en condiciones de presenciar la Audiencia y por ello se le autoriza retirarse a su domicilio donde cumple arresto domiciliario.
Estaban citados 5 testigos de los cuales comparecieron  solo 3 dando su declaración en la mañana y parte de la tarde.

En primer lugar dio su testimonio desde Córdoba, por videoconferencia, Carlos Alberto Alzola, industrial. Dijo que fue el primero en llegar al lugar del hecho encontrando sobre el asfalto a una persona “robusta boca arriba y otra persona más joven de espalda”. Inmediatamente se fue a realizar la denuncia en Punta de los Llanos. Ante la pregunta de un miembro del Tribunal sobre que se decia en La Rioja sobre el hecho respondió “que había sido asesinado”.

En segundo término se hizo presente en la sala Agustín Baldo, que dijo que él desde hacia muchos años se encargaba de los vehículos del Obispado, y que la camioneta en la que viajaba Angelelli "era nueva y se encontraba en perfectas condiciones".

Contó Baldo que por pedido del Obispado revisó el vehículo que estaba guardado en la Casa de la Cultura (Barrio mataderos) unos 15 días después del hecho. "El tren delantero se encontraba en perfectas condiciones… me tiré al suelo , el amortiguador trasero estaba cortado, se veía una rotura reciente, no presentaba signos de haber sido raspado".

Ante una pregunta de la abogada Mirta Sánchez, querellante por el Obispado, sobre si "la rotura del amortiguador puede producir un vuelco, Agustín Baldo dijo “Nunca supe de ningún caso, y menos en una recta”.

También rechazó lo dicho por la defensa de los imputados acerca de que la rotura del amortiguador produce ruido, un estampido y puede ser causa de vuelco. "No , no, el amortiguador, en su rotura, no hace ruido, no se lo siente, uno no se da cuenta."

El abogado querellante por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Guillermo Díaz Martinez, insistió en que la rotura del amortiguador pudo haber sido la causa del vuelco, a lo que Baldo contestó que "Esa no fue la causa del vuelco. La causa del vuelco fue una maniobra brusca”.

A partir de las 16 hs se reinició la audiencia con el testimonio del médico cirujano Roberto Capeletti, quien dio datos sobre la estadía de Arturo Pinto en el hospital Luis Agote, de Chamical.

Dijo que fue convocado para realizarte una flebotomía a Arturo Pinto, y al revisarlo le encontró quebrado el maxilar, un edema en la zona de la garganta y la lengua que no le permitía hablar, y sin lucidez. Y agregó que pidió que lo trasladaran a Córdoba dónde Pinto estuvo internado en el Hospital Allende por espacio de 45 días y terminó su recuperación en su domicilio

El tribunal le pregunto si conocía a monseñor Angelelli , a lo que Capeletti respondió que "Si, anduvimos en Chilecito y Chamical cuando fue la lucha por la Universidad Provincial de La Rioja. Era un hombre muy inteligente, claro, un gran orador y muy buen volante”.

Estuvieron presentes Marile Coseano, Luis "Vitín" Baronetto, Madres de plaza de Mayo de La La Rioja y otros compañeros del obispo asesinado.

El Tribunal dispuso que las audiencias se realicen los dpuias viernes, siendo la próxima el 21 de febrero.

Fuente: Diario del Juicio Oral y Público

 
 
 
Mendoza: El TOF denegó el pedido de prisión domiciliaria al ex camarista Otilio Romano

Mendoza: Niegan la prisión domiciliaria a Otilio Romano

El Tribunal Oral Federal 1 de Mendoza, que juzga los delitos de lesa humanidad que se cometieron durante la ultima dictadura, rechazó por unanimidad el pedido de prisión domiciliaria solicitado por la defensa del ex camarista federal Otilio Romano. [...]

Jujuy: Testigos coinciden,  la represión estaba bajo el control del Ejército

Jujuy: revelaciones sobre la estructura represiva

Jujuy.- Un ex jefe de la seccional quinta de la Policía Provincial de Jujuy admitió hoy que durante la etapa de la represión en los años `70, funcionó en la provincia
un grupo de oficiales y personal subalterno que se encargaba de "marcar" [...]

Paraná. El teniente coronel Pignoux admitió que se detuvo ilegalmente a dos desaparecidos

Paraná: admiten que se detuvo ilegalmente a desaparecid

Paraná.- El teniente coronel Juan José Pignoux, instructor de la justicia militar en las primeras investigaciones de las violaciones a los derechos humanos tras la llegada de la democracia, ratificó las detenciones ilegales de dos ex detenidos [...]

Caso Maldonado: Macri -dijo Germán Garavano- ordenó "poner todo a disposición de la Justicia"

Caso Maldonado: Garavano habló por Macri y el Gabinete

El presidente Mauricio Macri "sigue con preocupación" el caso de Santiago Maldonado, desaparecido desde el 1 de agosto, por lo que ordenó "poner todo a disposición de la Justicia para que se pueda esclarecer lo antes posible", afirmó hoy el ministro [...]

 
 
Centro de información judicial - Les humanidad
 
 
Ministerio de Justicia y Derechos Humanos
 
HIJOS
 
Madres de Plaza de Mayo
 
Abuelas de Plaza de Mayo
 
Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA)
 
Memoria Abierta
 
 
 
Telam