Telam
 
12/08/2015

Durante la segunda jornada de alegatos, se describieron CCD de Puerto Belgrano 

El juicio "Armada", según los fiscales, muestra la operatoria de la represión ilegal en la región

 
 
 
 
  • Memoria Verdad y Justicia - Télam
    Un sector de las "Baterías" construidas en el 900, ante la hipótesis de una guerra naval contra Chile.
La Unidad Fiscal para causas de Derechos Humanos continuó esta mañana con su alegato en el marco del juicio oral por delitos de lesa humanidad cometidos en jurisdicción de la Armada, proceso que se desarrolla en Bahía Blanca. En la audiencia se brindaron detalles sobre el CCD "Baterías", ubicado dentro del perímetro de la Base Naval Puerto Belgrano (que ocupa una superficie de aproximadamente 2.000 hectáreas) y también sobre el CCD que funcionó en el crucero "ARA 9 de Julio", amarrado en un dock de la citada base.

El fiscal José Nebbia, acompañado por su par Miguel Angel Palazzani, retomó el alegato ante el Tribunal Oral Federal integrado por los jueces Jorge Ferro, José Mario Triputti, y Martín Bava. Este juicio es por la causa 1.103 caratulada "Fracassi, Eduardo René y otros por privación ilegal de la libertad agravada, reiterada, aplicación de tormentos reiterada, homicidio agravado reiterado a Aguilar, Guillermo Aníbal y otros (Armada Argentina)".

El fiscal Nebbia recordó que los testigos describieron el centro clandestino de detención ubicado en Baterías "como una edificación revestida de piedra, una construcción vieja, con olor a humedad, donde había varias habitaciones, una que oficiaba de enfermería, un espacio común donde se mantuvo a varias personas cautivas, otra donde aislaban a los detenidos y otra en la que estaba en la sala de torturas" (sic).

"En lo que respecta al espacio compartido por detenidos, ellos coincidieron en que en dicha habitación había una especie de construcciones que definieron como divisiones o muritos que los mantenían separados unos de otros, y los relatos son coincidentes en cuanto a que cada uno estaba tabicado y vendado, sobre una colchoneta", comentó el representante del Ministerio Público Fiscal.

También Nebbia señaló que los testigos hablaron del tipo de piso, que era de "cemento portland" y que en lo que respecta a la higiene de los sanitarios "las duchas fueron improvisadas al momento de tenerlos secuestrados, y los inodoros -cuentan los sobrevivientes- estaban fuera de ese espacio común de cautiverio".

En el marco de las rutinas que llevaban a cabo los detenidos y que fueron relatados por los sobrevivientes, Nebbia dijo que "eran mantenidos con los ojos vendados y los guardias cuidaban que las vendas no se les aflojaran", y que "las vendas les deterioraron los ojos, por lo que eran cambiadas periódicamente".

"Los pies de los detenidos permanecían siempre con grilletes o cadenas, una práctica característica de la Marina, y lo mismo ocurría en la ESMA", expresó, al agregar que en el caso de las manos "estaban sujetas con esposas o sogas, lo que producía un dolor constante y generaba lesiones en las manos y tobillos de los secuestrados".

En el expediente están los casos de 66 víctimas, de las cuales 12 son personas desaparecidas, 5 fueron asesinadas y las restantes secuestradas y torturadas durante su permanencia en centros clandestinos ubicados en la zona de Puerto Belgrano como el ahora desaparecido crucero "9 de Julio", mellizo del Belgrano y de la Base de Infantería "Baterías", jurisdicción de la Armada, como así también en el V Cuerpo del Ejército de Bahía Blanca.


Un centro clandestino de detención flotante

También se explayó Nebbia sobre el centro de detención que funcionaba en el ahora desaparecido crucero "ARA 9 de Julio" mellizo del "ARA General Belgrano", que se encontraba amarrado en la Base Naval de Puerto Belgrano.

"Las personas secuestradas eran ingresadas por el puesto 1 de la Base Naval de Puerto Belgrano", señaló Nebbia al comentar que durante la inspección realizada por el Tribunal, los testigos reconocieron dicho acceso.

También el funcionario judicial comentó en la audiencia que se lleva a cabo en el aula magna de la Universidad Nacional del Sur que "numerosas víctimas que declararon en este juicio manifestaron estar detenidas en un buque, y que de la prueba agregada a esta causa surge sin lugar a dudas que dicho centro clandestino de detención y tortura funcionó en el ARA 9 de Julio".

"Este crucero fue adquirido por la Armada en abril de 1951 y fue denominado crucero 'ARA 9 de Julio' expresó Nebbia, al indicar que "a los pocos meses de participar en la llamada Revolución Libertadora, en 1955, un accidente en el mar convirtió a este buque lentamente en rezago y quedó amarrado en los muelles de Puerto Belgrano durante el año 1976, hasta que en el año 81 termina en un puerto estadounidense convertido en museo de guerra".

"Durante el período que nos interesa, este buque estuvo en jurisdicción de la Base Naval de Puerto Belgrano, lo que significa que estuvo bajo el mando del jefe de esa base, el imputado Nuñez", afirmó.

El representante del Ministerio Público Fiscal también sostuvo que según diversos testimonios el buque "estaba en el muelle, había una grúa donde estaba el crucero Belgrano y, sobre el otro lado, el 9 de Julio".

"A su vez durante la inspección que realizamos, el reconocimiento de los testigos y los sobrevivientes fue determinante respecto de la ubicación de ese buque", agregó.

Más adelante, Nebbia indicó que "los relatos brindados por los sobrevivientes y testigos y la documentación señala, incluso por dichos de los propios imputados, no quedan dudas de que el crucero ARA 9 de Julio fue utilizado como un centro clandestino de detención y tortura, y que el lugar donde estuvo amarrado en la época de los hechos fue en el muelle de la Base Naval de Puerto Belgrano".

El fiscal también comentó que las víctimas ingresaban al buque por una planchada y que eso fue referido por varios testigos.

"Los testigos indicaron que los calabozos estaban en los camarotes que eran de 2,5 metros por 3 metros, que había un camastro, un lavatorio fuera de servicio, descubrieron las paredes de chapa y que se encontraban en condiciones higiénicas y sanitarias de abandono", expresó.

Además, Nebbia comentó que los sobrevivientes manifestaron que "la celda estaba iluminada permanentemente y en cuanto a las condiciones de cautiverio, las víctimas eran trasladadas encapuchadas hacia el interior del camarote y una vez allí le permitían retirarse la capucha".

"También contaron que el aislamiento era absoluto y que todo tipo de contacto con el exterior estaba prohibido; contaron que las puertas permanecían cerradas, el ojo de buey tabicado e incluso las mismas víctimas salían de los camarotes o bien les permitían ir al baño bajo custodia o eran retiradas del buque para ser interrogadas bajo tortura; en todos los casos eran previamente encapuchados", agregó.

Un juicio "único en el país"

El fiscal Miguel Angel Palazzani, quien junto a su colega José Nebbia integra la Unidad Fiscal de Derechos Humanos, destacó hoy la importancia del juicio de la causa Armada Argentina, por la cual se encuentran imputadas 23 personas y lo calificó como "único en el país".

En el marco de la segunda jornada de alegatos en el juicio, Palazzani destacó ante el Tribunal Oral Federal "la enorme importancia y singularidad que tiene este juicio, es único en el país y nosotros somos privilegiados y tenemos una enorme responsabilidad".

"Es un juicio que atraviesa y traza varias situaciones de manera horizontal, concretamente, es un juicio que se ocupa y muestra cómo funcionó la represión en la región", dijo.

En ese sentido, agregó que "no solamente aquí vemos y mostramos los centros clandestinos que funcionaron en Bahía Blanca, sino que también estamos viendo que es un juicio que va a poner en cuestión la identidad de otra ciudad cercana, que es Punta Alta".

Durante el juicio y como consecuencia de los testimonios prestados ante el Tribunal, los fiscales requirieron la ampliación por delitos sexuales por los cuales fueron intimados 19 de los 23 procesados. Se trata de hechos por los que no habían llegado a debate pero que fueron denunciados por las víctimas en declaraciones ante el Tribunal y que se consideraron conexos con los otros delitos que habían padecido.

 
 
 
Homenajearon al vicegobernador y sindicalista Atilio López a 40 años de su asesinato por la Triple A

Homenajean a Atilio López a 40 años de su asesinato

Córdoba.- Un busto y una placa recordatoria de la Presidencia de la Nación fueron descubiertos hoy en el cruce de las avenidas Vélez Sársfield y San Juan por el secretario de Derechos Humanos nacional, Martín Fresneda, el intendente Ramón Mestre, y [...]

Valiosos documentales filmados entre 1971-1976 fueron incorporados al Archivo Nacional de la Memoria

Documentales peronistas del período 1971-76 al ANM

El subsecretario general de la Presidencia de la Nación, Gustavo López, entregó esta tarde films rodados entre 1971 y 1976 por el histórico Grupo de Cine Peronista de la Universidad de La Plata, al Archivo Nacional de la
Memoria. El acto se realizó [...]

Salta: Revés para Carlos Blaquier: los fiscales Villalba y Snopek seguirán en funciones

Salta-Caso Blaquier: Los fiscales seguirán en funciones

El empresario Carlos Pedro Blaquier sufrió un revés con la resolución de la Cámara Federal de Salta que denegó un recurso de su defensa tendiente a apartar a los fiscales que intervienen en la causa que lo investiga por delitos de lesa humanidad [...]

Las fosas comunes son la prueba más concluyente del exterminio, puntualizó el fiscal Camuña

Tucumán : Las fosas, prueba concluyente del exterminio

San Miguel de Tucumán.- El fiscal ad hoc Pablo Camuña dijo que aunque la prueba concluyente del exterminio perpetrado son las fosas de las que se exhumaron decenas de cadáveres al dar inicio al alegato del Ministerio Público Fiscal en la megacausa [...]

 
 
Madres de Plaza de Mayo
 
Abuelas de Plaza de Mayo
 
Memoria Abierta
 
Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA)
 
Esma II
 
Diario del Juicio
 
 
 
Telam